Mujer: emprende y piensa en grande

Cuando te decides a emprender, no tienes por qué limitarte ni a pensar en pequeño, lo cual es muy diferente a ser un soñador sin base.

Reid Hoffman, inversor estadounidense y cofundador de grandes compañías como PayPal y LinkedIn, en su libro The start-up of you (traducido al español como El mejor negocio eres tú), resume 10 consejos básico para continuar creciendo tras lanzarse al emprendimiento:

  1. Se disruptivo. Pregúntese: ¿es mi idea diferente? Tienes que ser algo que cambie una industria.
  2. Piensa en grande. Al final, le vas a dedicar el mismo tiempo a un negocio pequeño que a uno grande. No hay que tener miedo de pensar en grande.
  3. Haz crecer su red de contactos. Incluye socios e inversionistas, asesores, empleados y clientes, entre otros. Con una amplia red de networking se puede cambiar el mundo.
  4. Planifica para lo mejor, y para lo peor. Salir adelante suele ser más difícil de lo que uno se esperaba, por eso hay que ir dos pasos más adelante.
  5. Mantener la persistencia flexible. La finalidad es tener una visión y ser persistente. Pero, a la vez, es importante tener la flexibilidad y la capacidad de cambiar en base a lo que quieren los clientes.
  6. Sal al público cuanto antes. Lo perfecto es enemigo de lo bueno y es posible que estés parcialmente equivocado respecto a lo que esperaba como resultado final de tu producto. Por lo tanto, lo mejor es lanzar pronto y con frecuencia. El mismo cliente le va a decir que es lo que está mal, para poder corregirlo.
  7. Busca gente que te diga la verdad. Es importante contar con amigos y personas cercanas dispuestas a criticar tu proyecto. No se trata de tirar abajo su idea y aspiraciones, si no de aprovechar los consejos inteligentes que recibas.
  8. Estar en todas partes. Es importante tener una gran idea para un producto, pero es absolutamente vital tener una amplia distribución.
  9. La cultura de equipo es clave. Debes rodearse de un equipo con personas capaces de adaptarse y prosperar en medio del cambio. Es muy importante acertar con la contratación del equipo desde el primer momento.
  10. Rompe estas reglas. Las reglas del emprendimiento no son leyes de la naturaleza. Están para romperlas. Es bueno pasarles por encima de vez en cuando.

Así que amiga emprendedora, te decimos que final de cuentas lo importante, más que las reglas, es tu constancia y tu capacidad y ganas de aprendizaje; para continuar adquiriendo el conocimiento y las herramientas necesarias para seguir creciendo personal y empresarialmente con tu emprendimiento. ¡Eres exitosa…manos a la obra!

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *