Rodéate de personas de las cuales puedas aprender.

Piensa en tu grupo más cercano de personas y pregúntate…¿Son exitosos en su actividad? ¿Puedo aprender de ellos? ¿Sus logros me motivan a ser mejor cada día? Estas respuestas son personales y dependerá de lo que signifique para ti la palabra «éxito», y esas características que sabes te harían destacar y alcanzar tu propósito.

Por ejemplo, éxito puede ser tener un emprendimiento rentable, como también puede ser una hermosa familia.

Pero, sin importar como lo midas, procura que a las 3 preguntas respondas: SI

Es fácil, rodéate de personas de las que aprendes cada día, sean más exitosas e inteligentes que tú, te ayudará a elevar tus expectativas; verás de primera mano cómo alguien ha llegado lejos, alcanzado sus objetivos y eso sólo significa que tú también puedes lograrlo.

Y como bonus, si tienes un mal día, siempre puedes pedir su consejo. ¿Te rodeas de personas que te ayudan a crecer?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *