Los pequeños retos de cada día.

Todas quisiéramos vivir full motivadas y comiéndonos al mundo, pero a veces nos falta un poco de esa energía para arrancar el día.

Esa sensación que tenemos en la mañana cuando se nos «pegan las sábanas», pero sabes que tienes que levantarte, hacer ejercicios, cocinar, preparar a los niños para el colegio o sus clases virtuales y además, prepararse para la jornada de home office. Pero hoy es uno de estos días en el cual la motivación se fue de vacaciones y tu sólo quieres seguir durmiendo…Todas pasamos por esto pero…¿Qué podemos hacer para levantarnos y cumplir con todo? ¿Cómo encontrar esa motivación extra?

Lo primero, empieza por ponerte pequeñas metas mentales, como por ejemplo: levantarte de la cama, lavarte la cara, despertar a los niños…y así ve poniéndote pequeños retos que irás cumpliendo a medida que avanza el día. Lo segundo, toma lápiz y papel y empieza a incluir otras metas para tu día y escribe todo aquello que quieres lograr hoy. Por último, divide tus metas del día en pequeñas tareas y con cada pequeño logro reconocerlo y celebrarlo; baila tu música favorita, haz un rato de ejercicio (aquel que te guste) o de relajación,  o pasa unos momentos con tu familia, toma impulso para lo que viene…

Rodéate de personas positivas y comparte con ellas cada reto, pero también cada logro.

¡Funciona!  Cada día se construye poco a poco. Organízate, planifícate, quiérete y sueña….

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *